Alimentos para evitar calambres » Via Nature
#Post | 23.01.20
Alimentos para evitar calambres
Consejos Via Nature

Los calambres musculares son esas molestas y dolorosas contracciones involuntarias de los músculos que se producen después de realizar deporte, aunque hay muchas personas que los experimentan durante la noche. Pueden aparecer en cualquier músculo del cuerpo, aunque lo más habitual es que se manifiestan en pies, manos, abdomen, brazos, muslos y pantorrillas impidiendo el normal funcionamiento del miembro afectado.

La deshidratación, la edad, tener bajos los niveles de algunos minerales, el embarazo, no haber estirado correctamente los músculos, determinados medicamentos o un pinzamiento en los nervios pueden ser algunos de los factores que propician su molesta aparición. Aunque son dolorosos, en general no suelen suponer un problema grave de salud, y con una serie de cuidados personales podemos fortalecer los músculos y evitar los incómodos calambres musculares.

Alimentos para cuidar los músculos

En muchas ocasiones la aparición de calambres musculares está estrechamente relacionada con la falta de algunos minerales, por lo que introducirlos a través de la dieta es clave para evitarlos.

Alimentos con potasio

El potasio es un mineral fundamental para el correcto funcionamiento del organismo y está estrechamente vinculado con la contracción de los músculos.  Podemos encontrarlo de manera natural en verduras como la espinaca, el brócoli, tomate y calabaza o en frutas como el plátano, higos, melón o albaricoques. Introducir en nuestra dieta mariscos y salmón fresco, tubérculos como la patata o el boniato y productos lácteos también nos ayudará a elevar los niveles de este mineral en nuestro organismo.

Evitar Calambres Musculares

Evitar Calambres Musculares

Si eres deportista, tomar un zumo de naranja natural antes del entrenamiento te ayudará a prevenir dolores musculares, ya que es una buena fuente de potasio, y además te mantendrá hidratado.

Alimentos con magnesio

El magnesio es fundamental para el correcto funcionamiento del sistema nervioso y su carencia afecta también al correcto estado de nuestros músculos. Consumir regularmente verduras de hoja verde como espinacas, acelgas o alcachofas, y legumbres como los garbanzos o judías blancas aportarán a nuestro organismo una dosis beneficiosa de magnesio. Otra fuente importante de este mineral son los frutos secos, como nueces, almendras o pipas de girasol y los cereales integrales.

Alimentos con calcio

El calcio es otro de los minerales que no pueden faltar en nuestra alimentación si queremos conservar sanos los músculos, dientes y huesos. El aporte diario recomendado de calcio es de 1.000 miligramos al día y de 1500 miligramos para personas mayores de 50 años, por lo que es importante incluir en nuestra dieta alimentos ricos en calcio. Lo encontraremos en los frutos secos como almendras o avellanas y en lácteos como la leche, el yogur o el queso. Otros alimentos como las coles rizadas o el repollo, los boquerones, sardinas y algunos mariscos como las gambas, cigalas o langostinos nos aportarán calcio de manera natural.

Remedios naturales para evitar los calambres

La naturaleza también nos ofrece algunos remedios para relajar y cuidar nuestros músculos como la pasiflora, muy rica en flavonoides y fitoesteroles, que nos ayudan contra los calambres y contracturas.

La avena es un cereal muy rico en minerales como magnesio, zinc o sílice que además nos aporta una dosis de proteína natural importante para fortalecer nuestros músculos. Aprovecha todos los beneficios de la avena combinándola con otras frutas o licuada en zumos naturales como Vía Nature Avena para ganar masa muscular después de los 50 años o si has padecido una lesión.

Via Nature Avena

Via Nature Avena

Consumir raíz de jengibre en zumo, batido o infusión es otra buena manera natural de cuidar nuestros músculos ya que contiene gingerol, un componente que tiene propiedades antiinflamatorias y evitar la rigidez. Además, es rico en vitaminas A, C y B1, B2 y B6 y en minerales como el calcio, potasio, hierro, manganeso y fósforo. Hay quien asegura que tomar una infusión de raíz de jengibre antes de acostarse ayuda a evitar los calambres musculares durante la noche.

Mantener nuestros músculos sanos y fuertes es cuestión de pequeños gestos cotidianos:  recuerda practicar alguna actividad física, cuidar la dieta y la hidratación, no olvidar los estiramientos después de hacer deporte ¡y di adiós a los calambres musculares!

COMPARTE ESTA ENTRADA
Fb Tw Wa
Te puede interesar