Cómo negociar con niños - Blog Via Nature » Via Nature
#Post | 18.11.20
Cómo negociar con niños – Blog Via Nature
¿Estás preparado para negociar con tu hijo? Te contamos algunos consejos que quizás no sabías para salir airoso de una discusión con un niño

Negociar con niños

Seguro que alguna vez has presenciado alguna escena en la que un niño se enfada, llora o patalea porque no consigue lo que quiere. Cuando eres ajeno a esa situación, lo puedes ver como algo gracioso o circunstancial. Pero, si te toca vivirlo en primera persona puede resultar desalentador y frustrante. ¿Cómo actuar en estas circunstancias? ¿Castigo? ¿sumisión ante tu hijo? Nosotros apostamos por la comunicación. Pero ¿cómo negociar con niños en esos momentos en los que no os entendéis?

Lo más importante, cuando hay un conflicto, es no perder el control y saber escuchar: que te cuente cuáles son sus miedos, deseos o razones por las que está enfadado o a disgusto.  De esta manera, él se sentirá bien porque percibirá que empatizas con él. Si es pequeño, le dará mayor seguridad que te sientes a su lado o te agaches para estar a su misma altura.

negociar-con-niños-pequeños
Negociar con niños pequeños

Después de escucharle, te toca exponer tu parte, de manera relajada e intentado hacerle entender por qué no estás de acuerdo con lo que dice o por qué piensas diferente. Tal vez de esa manera consigas que entre en razón y convencerle. Recuerda que no debes hacer chantaje emocional ni negarle el afecto por no estar de acuerdo con lo que dice.

Si no le has persuadido, es el momento de negociar. En ese caso, deberías seguir algunas pautas:

negociar-con-tus-hijos
Negociar con tus hijos

Negociar con adolescentes

Cuando los niños llegan a la etapa adolescente buscan independencia y ser diferentes a sus padres. Suelen ser más rebeldes y negociar con ellos no es tan sencillo, a pesar de tener claras las normas. Además de seguir las pautas anteriores, no pierdas de vista algunas recomendaciones:

negociar-con-adolescentes
Negociar con adolescentes

En el caso de ser varios hermanos, es muy interesante repartir responsabilidades y negociar algún premio a cambio de que todos sean partícipes de esas responsabilidades. De esa manera, aprenderán a colaborar entre ellos y sentirán más fuerte el compromiso.

En definitiva, los niños buscan en los adultos un buen ejemplo, por eso, negociar no debe ser un chantaje ni una imposición, sino un gesto de empatía y comunicación para encontrar la mejor forma de resolver conflictos. Busca negociar con tus hijos siempre desde el respeto para que ellos adquieran valores que les empujen a convertirse en adultos justos y empáticos. Y recuerda lo que dijo Pitágoras hace 24 siglos “educad a los niños y no será necesario castigar a los hombres”.

COMPARTE ESTA ENTRADA
Fb Tw Wa
Te puede interesar