Cómo comenzar el día con una rutina saludable | Via Nature
#Post | 21.11.22

Consejos para comenzar el día con una rutina saludable

Esta rutina puede incluir hábitos que afecten a la alimentación, el deporte, el desarrollo personal o la formación.

El modo en que empezamos el día influye notablemente en cómo se va a desarrollar el resto de la jornada. Por ello, conviene levantarse con el pie derecho y una rutina saludable que nos impacte de manera positiva.

Esta rutina puede incluir hábitos que afecten a la alimentación, al deporte, al desarrollo personal o a la formación y enriquecimiento. Así que, ¿qué te parece si enumeramos algunos de ellos?

Rutinas diarias saludables

Muchas personas comienzan el día con la cabeza llena de quehaceres y sin preocuparse por ellos mismos. Es decir, desde el primer minuto del día las responsabilidades y el estrés inundan su jornada. Esto lleva a que, por ejemplo, muchas personas salgan de casa sin desayunar. Con las consecuencias que ello implica.

A continuación, compartiremos algunas de las rutinas diarias saludables o hábitos de vida saludables que podrías incorporar poco a poco en tus mañanas para acabar con las prisas y sentirte bien por dentro y por fuera.

Levántate siempre a la misma hora

Adoptar el hábito de levantarse a la misma hora cada día te ayudará a tener controladas tus horas de sueño y disfrutar de un descanso de calidad. Procura que tu horario de sueño comprenda al menos 7 u 8 horas para levantarte con energía y listo para afrontar una nueva jornada.

Por otro lado, lo ideal es que te levantes con el suficiente tiempo de antelación como para poder realizar otras actividades, por ejemplo, desayunar.

De este modo, tendrás un tiempo que es solo para ti a primera hora de la mañana. Y a largo plazo es algo que agradecerás. Si no lo haces así, probablemente saldrás corriendo de casa descuidando lo más importante; tu bienestar.

Camina o entrena por las mañanas

En una rutina diaria saludable no puede faltar el ejercicio. Y más si eres deportista o deseas llevar una vida saludable basada en el deporte.

Las mañanas son momentos clave para esta actividad. Es cuando más energía tenemos y cuando mejor podemos rendir, sea cual sea el deporte que practiques.

Por ello, ¿por qué no emplazar tus entrenamientos a esta hora del día? En caso de que necesites más tiempo, una buena idea sería al menos caminar una hora diaria. Así, comenzarás el día oxigenando tu cuerpo y con una buena dosis de movimiento para tus articulaciones.

Toma un desayuno nutritivo

Tener rutinas para comer saludable es clave para disfrutar de un bienestar pleno. La alimentación influye notablemente en este aspecto.

Por ello, te recomendamos reservar parte de tu mañana para tomar un desayuno completo y nutritivo. En él no pueden faltar:

A este respecto, es importante mencionar los zumos de Vía Nature, entre los que destacan las  bebidas con avena, las cuales contienen: grasas buenas, hidratos de carbono, fibra, proteína y minerales como el yodo y el potasio.

Prepara un almuerzo saludable

Si vas a pasar toda la mañana fuera de casa, te aconsejamos tomarte un tiempo para preparar tu almuerzo. Esto evitará que pongas en riesgo tu rutina alimenticia saludable picando cualquier alimento que puedas conseguir en una máquina expendedora, por ejemplo.

De nuevo, te recomendamos llevar nuestros zumos o preparar almuerzos tan ricos como una macedonia de frutas o un sandwich proteico.

Con esta comida de media mañana, te aseguras llegar a la comida principal con menos sensación de hambre. Así evitas atracones o la ingesta de alimentos poco saludables.

Medita

Por último, otra rutina saludable que puedes incorporar en tus mañanas es la meditación. Esto te puede servir para comenzar el día relajado y sin estrés. Es un tiempo en exclusiva para ti, para descansar la mente.

No hace  falta que pienses en nada. Simplemente respira y deja que el aire fluya de dentro hacia fuera y viceversa.

Hay quienes prefieren dedicar este día a pensar en sus objetivos o dar gracias por los logros obtenidos. Es otra opción aceptable.

Lo importante es que te tomes un tiempo para ti. ¿Lo harás? Ahora que sabes cómo empezar una rutina saludable, o al menos qué hábitos deberías incorporar, te animamos a hacerlo.

Al principio puede ser complejo incorporar hábitos a los que no estás acostumbrado, pero cuando los repitas varios días, se integrarán en tu día a día casi sin darte cuenta. ¡Comienza hoy para disfrutar de sus ventajas mañana y siempre!

COMPARTE ESTA ENTRADA
Fb Tw Wa
Te puede interesar